¿Cómo se implementa Un Minuto por mis Derechos?

Cada año el proyecto vuelve a diseñarse, mejorando sus líneas de acción, profundizando y expandiendo sus objetivos. Cada edición se desarrolla por etapas, a lo largo de 10 meses.

Acercamiento local
Durante el mes de febrero se toma contacto con las organizaciones de la sociedad civil que en cada localidad serán sede de los talleres y/o apoyarán las acciones del proyecto. Se desarrollan actividades culturales con la intención de propiciar la participación comunitaria en el proyecto y se dan a conocer al equipo de trabajo los objetivos, los alcances y los resultados esperados.


camaraEncuentro de Facilitadores

Una vez determinadas las provincias que participarán del proyecto, se convoca a facilitadores locales con formación en lenguaje audiovisual y experiencia en trabajo con niños y jóvenes.
Durante el mes de marzo se reúne todo el equipo para participar de un intenso encuentro de formación que se realiza con la presencia de facilitadores, coordinadores, organizadores y especialistas, para profundizar sobre el trabajo a realizar durante el año. Las actividades son coordinadas por representantes de UNICEF Argentina y de Fundación Kine, Cultural y Educativa.

Talleres de reflexión en derechos con capacitación en lenguaje audiovisual
En el mes de abril comienzan a desarrollarse los talleres en todas las provincias involucradas y a través de distintas instituciones locales: escuelas, centros comunitarios y culturales, parroquias y clubes. Cada taller es coordinado por un equipo de facilitadores, integrado por talleristas y asistentes. Las actividades se extienden hasta el mes de agosto, momento en que se editan los videominutos realizados íntegramente por los participantes de cada taller.

camaraDivulgación social
Los cortos realizados en las distintas ediciones del proyecto se estrenan cada año en octubre, en el Festival Iberoamericano de Cortos “Imágenes Jóvenes en la Diversidad Cultural”, organizado por Fundación Kine, Cultural y Educativa. Allí asisten familiares, docentes y amigos de los participantes y los cortos se exhiben para el público en general. Luego se difunden en diferentes circuitos culturales, festivales de cine y medios de comunicación, con el fin de sensibilizar a la sociedad sobre los temas que los afectan.